Make your own free website on Tripod.com

GIRAS 1991
 

Poco después de la separación definitiva de CLAUDIO NAREA, el grupo decide seguir como dúo, y es así que graban "CORAZONES" el que seria su último disco, que fue creado "integramente" por Jorge González y el de mayor éxito comerciala nivel internacional, pero para las actuaciones en vivo deciden trabajar con músicos de apoyo como CECILIA AGUAYO (ex Cleopatras) en los teclados y nuestro compatriota ROBERT RODRIGUEZ (ex Banda 69) en guitarra y bajo.

 
 
 
   
 

Es con esta formación que visitan nuestro país luego de haber actuado en el Festival de Viña del Mar con rotundo éxito. Para muchos fue la etapa más exitosa y a la vez la más caótica de LOS PRISIONEROS.

En JUNIO de 1991
vinieron Lima para su GIRA CORAZONES presentándose en el Coliseo del Colegio San Agustín, 2 veces con lleno total y las expectativas del publico satisfechas, aunque la prensa los condenara por culpa del mal sonido y la mala elección de los locales donde se realizaron sus conciertos.
Esta fue la primera vez que la banda realizó una "GIRA PRISIONERA" al interior del país, ciudades como IQUITOS (día 11); TACNA (día 14) y AREQUIPA (día 15) y en vista del éxito obtenido Master Show programó un concierto más en la Plaza de Acho el día 16 con el auspicio de radio 1160, que por aquellos tiempos programaba musica pop rock.

En NOVIEMBRE de este mismo año regresaron a Lima a presentar la que llamaron su GIRA DE DESPEDIDA, dieron conciertos en La Concha Acústica del Campo de Marte, despidiéndose en el Coliseo Mariscal Cáceres de Chorrillos.
La banda también se despidió de sus fans en provincias: en AREQUIPA el 01 de Diciembre y en TACNA el 03.

Podemos agregar que la banda en ese entonces sonaba bien y con una propuesta diferente en comparación a 1987, pues predominaban los sonidos con sintetizadores y baterías programadas al más puro estilo Techno Acid House, música que predominaba en Europa y que todavía no eran tan popular por estos lares como hoy en día, así mismo, ésta gira marcaba la separación definitiva del ahora dúo, ya sin ánimos y sin la magia de aquellos años anteriores, solo nos queda recordar con añoranza y con nostalgia esos primeros compases de La voz de los 80 y el estribillo de El Baile de los que Sobran, himnos de toda una generación de sueños rotos y promesas incumplidas. Nada diferente a nuestros días sólo que antes la juventud era muchisimo mas critica que la de ahora.